(!)

Acabas de llegar a Mi Rayada Mental.
Recuerda echar la llave al salir, no quieras que brote lo encerrado.


lunes, 17 de diciembre de 2012

Buenas noches.



Hoy ha sido un Domingo de paranoya, como todos.
Me propuse, con toda mi ilusión visionaria de futuros prometedores,
estudiar a saco.
Pero, ¿qué ha pasado?
Que Paco se ha cargado el saco. O el saco a Paco.
Y, ¿qué he hecho?
Dormir como un perro.
Y, ¿qué he soñado?
Que llovía sobre mojado. Me he despertado.
Con dolor de cabeza, despierta, aun había más mierda.
Es este mundo el que se hunde, aplastado por unos tantos;
la repugnancia de la corrupción.

Se ahogaron los patos, de viejas tempestades,
recreadas por trapos sucios, mierda de Roca. Todo mierda.
En fin, finito fue.

Si esta semana por alguna razón irracional se cae el cielo,
me enterrará en el infierno,
ahí retaré a todo Demonio existente a un "tontoelultimo".

jueves, 13 de diciembre de 2012

Detrás de mí.



Un árbol.
Es el paso del tiempo el que, robustamente, nos separa.
Una línea, difuminada y transparente;

Ha podido estirajar las ropas,,
Aquel chaquetón rojo que tanto me gustaba
aguarda, entre otras, al fondo de una arqueta.
Hechos que antes me preocupaban,
ahora no tienen importancia apenas.
Cambió el sentido de la noción, en otra dirección,
y de rumbos aun por descubrir.
En su día dientes sentenció,
para soportar hoy, con otros más resistentes.

Mas olvidó la esencia, dejándola intacta.

Dos miradas, que no sueltan palabra,

no les hacen falta;

se fusionan entre remotos segundos,

y completan el origen del ente.

Las lágrimas las recuerdo igual,
la claridad todavía me ciega.
Mis pies siguen meciendo a mis piernas
en un continuo nerviosismo, que no cesa.
También siguen pisando fuerte,
por si echan a volar en una de esas.

Las preguntas continúan de bombardeo;
y la escasez de respuestas arrugan mi frente,
exactamente igual que antes, cuando tronaba.

Justo detrás de mí, siempre atenta,

la sonrisa que nunca se marchó.


martes, 11 de diciembre de 2012

Eterna duda



¿Algún día entenderemos que no todo es eterno?

El mar no precipita por el horizonte todavía,
pero sí ancla donde zarpan los barcos.
Donde naufragaron canciones de pirata,
que ahogaron sus brújulas por no hallar el Dorado,
y que llegaron barridas por frascos de tinta.

Llegaron a la orilla, restos de nanas dormidas,,
el mecer del Levante, acunó para que aguantasen.
Mas no pudo ahuyentar a las sombras que navegan,
y que sólo acuden, a ciegas, al canto de las sirenas.


¿Y este interrogante? 

Qué indecisa es la que duda; qué dudoso es el aire.
Dónde quedaron paraísos; dónde devastaron el hambre.
Cuántas idas de cabeza; cuántas cabezas de nadie.
Cómo ríen y lloran los árboles; cómo brillaba el sol antes.

 Eterna es la estupidez. 


¿Y el tiempo?



viernes, 7 de diciembre de 2012

Que por qué no me gustan las pelis de zombies.

 


Ese momento de lucidez en el que unos amigos tienen la idónea ocurrencia de ver una película.. y yo, como una inocente criatura, producto de la disgregación de un pegote de polvo estelar, me presento con toda mi ilusión.

¿Te acuerdas de la serie "Pesadillas"? Si no recuerdo mal... Todo empezó ahí; Yo vivía a mis 4 y 5 años en mi mundillo .. en el que si me sacaban de Marco y Heidi ya me perdía, y en el que las únicas canciones de mi repertorio eran "La gallina Cocoguagua", y alguna que otra canción protesta que me cantaban mis padres y que yo soltaba en comidas familiares.
Y, ¿ qué pasa si tienes un hermano mayor que tú? Pues que acabas viendo aquella serie con tal de imitarle, y así allanar el terreno de niña grande.
Sinceramente, ahí empecé a experimentar lo que era la palabra "miedo", y hasta lo puse en práctica gracias a mi ídolo siete años mayor que yo .. que cuando me acompañaban a acurrucarme por las noches con mi espeso edredón, él hacía el paripé de salirse de mi habitación .. lo que no sabía es que yo empecé a desarrollar la conciencia años atrás.
Luego, empezaba a hacer sonidos de zombie, y ahí ya, por muy mayor que me sintiera, me cagaba cual bebé desenfrenado y, a oscuras, me lanzaba hacia el interruptor de la luz.
Mis noches eran de dormir pegada a la pared, con todo un fuerte de peluches y cojines protectores delante mía, asomando tan solo la nariz.

Desde entonces he visto innumerables películas del estilo, y a pesar de pasarlo peor que nunca, ninguna ha sido aun la definitiva.
Vuelvo al principio, aquel momento de lucidez.. en el que, ya acomodada en el sofá, me dicen cuál es la película. DE ZOMBIES :D!
sodjgsldjg
ñpkgjk
sfd

.
T________________T
Pues nada, a ponerme en medio; a coger tres o cuatro cojines que hagan la misma función de una burbuja contra bombas atómicas, y a cerrar los ojos bien fuerte en las persecuciones y mordiscos.

Al final de la noche desemboco en mi casa, sola, porque mis padres se van de puente; con más ganas de dormir en la plaza que en mi cama, blanco fácil de zombies sedientos de sangre de niña mayor. Y a pesar de convencerme de tenerlo superadisísisisisimo, cuando estoy abriendo la puerta de mi casa, no puedo evitar mirar sin disimulo alguno hacia las escaleras, y entrar de un bote.

Pd: He dormido en el salón.

martes, 4 de diciembre de 2012

Otra vez



Otra vez nos volvemos a encontrar, como de costumbre,
entre ahogos y miradas que rehuyen.

Hace semanas dudaría, y tan solo quedaría rememorar las mismas escenas,
una y otra vez, añadiendo detalles olvidados, o decorándolas con otro final,,
No con aquél que desembocó en perdices, pero que garantizaba felicidad.

Bosquejé sonrisas, vagas y aturdidas no hallaban su risueña monotonía;
y cuando pupilas empezaron a sospechar, sus conjeturas me tocó esquivar,,
Y es que a veces, sólo a veces; nada más que contigo, me cuesta ir.
Fui; para llegar a tocarte,
rechazando así invitaciones de piedras que me incitaron a esconderme,, 
Resquebrajando toda vía de huidas, y deshaciendo futuros paraderos.

Ahora, te sostenía; me apoyaba, sin pensar lo próximo,,
proximidad de espacios, reducidos con un lazo en cada pestañeo,,
cabezadas entre hombros, con tímidas desvergonzadas te respondía,
ondeando con recato por si de precipitar, el tiempo volara.

No es el absurdo que nos mecía el que me desinfla,
sino aquél que no evoluciona día a día:
te busco sin hallarte, rebusco hasta encontrarme;
tal vez te encuentre demasiado, o tú a mí demasiado poco,,
 No es el paso del día el que me asusta, 
es el absurdo del absurdo de esquivarnos entre horas,,

O tal vez sea, el absurdo de que las circunstancias nos esquiven.

 

sábado, 1 de diciembre de 2012

Hasta tocar el sol



Volemos juntos;

Condensando en uno, para después fundirnos.

Abracémonos, aguardando.

Dejemos que sea el viento quien susurre,

y también el que nos descubra.

Acaríciame, y mírame;

el resto, que surja.

Qué es tiempo,

es espera;

Qué es calma,

es paciencia.



lunes, 26 de noviembre de 2012

Tengo días, como éste.



No me lo tengas en cuenta, entrañable papel, si no puedo evitar arañarte con este lápiz. La pago contigo, lo sé; tú eres el que me lee enseguida sin rechistar, el que entiende sin más.
Tengo muy poco tacto, y es que nunca me he parado a preguntarte. Perdóname, y concédeme más espacio porque esto tengo que soltarlo.

Pasan años. Las circunstancias son las que me presentan cada etapa, y la vida, brindándome cada vez más independencia, es la que me enseña.
En mi experiencia llevo esperanzas y desilusiones; interminables esperas que pronto cesaron; llevo alguna relación que terminó ahogando; caprichos desgastados; innumerables tazones de cereales; desvaríos entrehoras. También, algunos besos que a nada me supieron; abrazos que cortos se quedaron.

Lloré el vacío, y al vacío.
El vacío me lloró, vacío.
Hasta que juntos aprendimos a completarnos.

Tengo recuerdos desde hace demasiado, pero nunca es suficiente; no me quejo, aunque a veces nublan los recientes.
Un día supe de quien apartarme, y algunos terminaron yéndose. Otro, aprendí que no un clavo cualquiera saca a otro. Y al siguiente, dejé de conformarme con lo malo, saqué lo bueno y lo hice de frente. Así dejó de atormentarme.
Tengo amigos, contados, por los que velaría, y a los que en sus malas sanaría con mi propio pellejo. No puedo reprocharles nada.
Tengo días, como éste.
No me gusta quejarme; astutas excusas me encuentran. Hago una vez acto de presencia, dos como mucho.. y si no hay más sombras a mi sombra, ya me escuchas tú, claro papel.



miércoles, 21 de noviembre de 2012

Un vistazo atrás



Matemáticas, sólo sé que si integro a una amistad perdida, no volverá a ser aquella que fue. Ni elevada al cubo y dividida entre tres ni hostias. Fue bonito mientras duró. Ahora, ¿a otra Cosa?
Aunque siempre quedarán las despedidas sin bienvenidas en encuentros inesperados.
"Las personas evolucionan", pero los cambios no simbolizan lo negativo... crecer en todo aspecto, y crecer juntas conlleva a aceptarnos. Igual que lo hicimos cuando nos conocimos. 
Si esta vez no quisiste ni si quiera intentarlo es por alguna razón más que la de "somos muy diferentes". Algún motivo de fondo, porque no me explico qué le llevó, a la voz de mi Otra Mejor Amiga, a perder aquel tono que tanto conocía y quería. Aquel que me alegraba cada mañana y, otro, que disipaba mis repentinos malos humos.
Aquellos ojos expresivos que rara vez soltaron lágrimas, pero que en el fondo eran unos moñas; que sufrían de miopía, pero que veían más allá de un simple día lluvioso de Otoño.
Allí donde unos veían una figura distante y fría, yo veía a un risueño Equinoccio; experta en chistes malos y con ansias de conocimiento. Con un doctorado en pisotear hojas secas, y vaga a más no poder, pero que un día tuvo el valor de salir conmigo a rodar.
Aquella que habría saltado por la ventana si alguna cucaracha la hubiese acorralado, y que habría movido Tierra y Mar para hacerse con un bono de cine indefinido.

Exagerada, me dijo. No podía quedarme de brazos cruzados mientras veía cómo cada día más se perdía. Cómo debe sentirse una, tras no tener otra que recomponer los pedazos de pedestal que derribó Nadie sabe qué.
Exagerada, por intentar mantener a pulso uno de los pilares más importantes de mi adolescencia, forjado y fortalecido durante años.
¿Y ahora qué nos queda? A parte de innumerables conos de chocolate y de chocolate de La Flor de Levante; a parte de los abrazos reabrazados durante todos esos años; de conversaciones que algunos creyeron prohibidas. A parte de interminables instantes congelados, que burlan el cambio, y aun nos recuerdan.

Tía, ¿qué nos queda? Porque ahí sigues, observándome cada mañana desde mi mesa, callando, y no sé si ríes, lloras o piensas; si aun recuerdas, o si me enterraste en el cajón del olvido evitando e ignorando mis ecos.


lunes, 19 de noviembre de 2012

Con rumbo hacia ningún lugar.



Cuando las situaciones inhalan más fuerza de la que tú puedes soportar; cuando te ves vagando sin más trastorno que una bipolaridad puntual; cuando una mañana te despiertas esperando la siguiente, y lo único que te completa es un chute de cafeína y dos cucharadas de azúcar. Cuando quiebran los besos, y se congelan las esperas. 
Vuelas. 
De donde se fugan los recuerdos; allí, donde la almohada es la que abraza y babea, donde los sueños te sueñan y las pesadillas se despiertan. Donde los delirios se comprenden, y las sábanas te encuentran.  Donde la lujuria te arropa, y la lascivia te tienta. Donde lo agrio es dulce, y lo dulce es belleza. Donde todos salen, y nadie entra. Allá, con rumbo hacia ningún lugar.
Las migas de pan no están a la vuelta, tampoco importa. 
Más vale tu grandeza.

viernes, 16 de noviembre de 2012

El azar y sus zancadillas.



Alguna vez te has sentido caer?
Sin llegar a estamparte; una caída indefinida.
Sin poder levantarte, porque sigues cayendo.
Retrocediendo, por segunda vez.

Ignorar una parte de mí misma, que un día me hizo crecer.
Que un día me llevó a entrar a meta.
Lo que me enseñó a dar abrazos honestos,
a ahogar mi orgullo y lidiarlo para que no doliera,
a pisotear una caída y cumplir en la siguiente;
aceptar una derrota y gritársela al aire a solas.
A ignorar las malas lenguas.
A tragarme el láctico mientras escalaba,
y a no tener otro objetivo que ganarle a mi sombra
 cuando el sol la hacía delante.
Y superarme.
Lo que me hizo confiar en mis piernas, y en mis ganas.
Lo que me esperaba en cada uno de los rincones de mi cabeza,
y me perdía entre las musarañas.
Seis meses más, en silencio.

Fuerza, Empeño y Perseverancia me animaban a echar a correr sin mirar atrás.
"Paciencia mi querido saltamontes."


jueves, 15 de noviembre de 2012

Mejor hacer lo "ilegal" que vivir lo inhumano.


Hoy 14 de Noviembre, multitud de ciudadanos hemos salido a las calles a manifestarnos pacíficamente, aunque a veces cueste.

Por qué ponerle precio a la enseñanza, si es un Derecho.
¿Y a la salud? Si es la que nos mantiene con vida.
Por qué diferenciar entre clases, si somos todos iguales.
Por qué tanta ambición, si la verdadera riqueza no es material.
¿Y la policía? Por qué aporrear, si defendemos un bienestar general.

Quieren derribar nuestro Estado del Bienestar,
hacer a unos más merecedores de una vida digna que a otros;
potenciar la desigualdad, y la esclavitud.
Déjenme que les diga:
Mejor hacer lo "ilegal" que vivir lo inhumano.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Contra viento y marea.




Sigue al viento y me hallarás anclada
a los restos de chocobollos que nos sobraron;
Husmeando en cada uno de los rincones
que se burlaron de nuestros delirios;
Preguntándole al fondo de mi armario
qué hizo con tus calcetines, y con tu pompero.

Al amanecer salgo, o cuando salgo amanece.

Entonces, de qué me sirve evadirme a los pasados,
si te encontraré en cada uno de los siguientes?
Buscándote en mí, porque al fin y al cabo
(al fin del Puente Romano y al Cabo de Gata),
fuimos y seguiremos siendo la misma persona.

Con más virtudes galácticas que defectos,
con más algas marinas que arena del desierto.
Con mas Martes ausentes, pero eternos.


martes, 6 de noviembre de 2012

Amor actualizado

Me pidieron que hablara del amor...

Mi amor, tú, mi inspiración.
Te aguardo en mi ventana
esperando tu llegada,
cual damisela en apuros
esperando a su príncipe.
Ésto quedó anticuado,
queridos cuentos de hadas,
pues la corona de escarcha
se resquebraja el monarca.

¿Qué sería del amor
sin unos versos partidos 
por un triste corazón?
Sin aquellas mariposas 
que, traviesas, se divertían.
¿Qué sería del amor
con la noción del tiempo?
Dicen que es tanto su poder
que a muchos logra convencer.

Soy el amor, y reivindico
romper con toda frontera
que fuera forjada en fuego.
Muchos me declaran guerras
por poseer vuestra arma débil,
que es un corazón impulsivo
sediento de tanto cariño.

Ilusorios infelices,
¿acaso vuestra ambición
es digna de admiración?
Tragaos vuestra manzana,
aquella que envenenásteis.
Pues ella, Eva, ama a Julieta,
y a su valiente Romeo
a oscuras Adán espera.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Palabras nos sobraban.


La noche parecía vacía,
esta vez la lluvia adelantó su paso
y acompañó los míos bajo paraguas.
Jugó sucio, tal vez así bastaría,
mas quería arrancar mi cobijo
condenando hasta mi flequillo.
Para situaciones como éstas
psicología inversa:
Si el tiempo viene a morderte,
llévatelo de cervezas.
Los esperaba a escondidas,
descubierta por farolas traicioneras
que me alejaban de las esquinas
(pues no son muy buenas compañeras).
Más tarde, con el resto,
a cubierto;
Apareció como siempre: de repente,
con sus sonrisas pegadizas
vino a saludarme.
Cuando desaparecía; le buscaba,
salteando frentes de penumbras
y rodeada de elaborados disimulos.
Entre sombras él me encontraba,
eran las mismas que nos perdían.
Volvía.
O yo me acercaba.
Estábamos solos, entre otros quizás, 
pero juntos nos aislábamos.
Me miraba, 
y palabras nos sobraban.
Poco a poco me fui acostumbrando
a los cinco centímetros 
desde los que me escuchaba.
Mientras me hablaba;
imaginaba mi rojo en sus labios,
intentando derrocar la oscuridad
que nos acechaba.
Me encanta.
Luego, entraron en nuestro fuerte,
y aquellos escasos centímetros
que juntos habíamos recortado,
se alargaron. 


Domingos, punto de reflexión
de cada una de mis semanas.
Y el siguiente, 
nuestro punto de reencuentro.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Un brindis de nostalgia por mi infancia.


Heidi es dios. Y las cabras también.
Marco abusaba del vino, y sí, me habría fugado con él a Argentina, y quien sabe, quizás habría terminado en mi cama.

Adorables teletubbies, me debéis meriendas de la droga esa que creíamos galletas. Tú también Doraemon, QUIERO UN PUTO DORAYAKI DE UNA JODIDA VEZ, y el gorrocóptero.. y si te marcas una puerta mágica llévame a la Antártida. Pero antes píllate unas bellotas de esas que tanto te gustan, que por mis ovarios que esta vez la ardilla de Ice Age se las come en paz.

Me gusta el fútbol como deporte, no como el teatro que nos ametrallan por televisión. Los únicos que merecen mi atención ahí son Oliver y Benji.

Bueno, ahora algo más seria: LOS RUGRATS.  SON LA VIDA, quien diga que no, lo compadezco.. porque no ha tenido infancia. Y ya quien tampoco haya visto Más grandes y traviesos no ha tenido ni adolescencia, claramente.

Quiero ser entrenadora Pokemon, tirarme a Ash y violar a Pikachu, o al revés..

Siempre busqué a Dexter en mi armario, y el laboratorio que escondía; temblé de miedo con Agallas el perro cobarde; y aun sigo esperando el capítulo en el que muestran las caras de los padres de Vaca y Pollo; Ed Edd y Eddy.. el ratoncito Pérez os castigará. 

Aprovecho este momento para confesaros algo.. Tengo una segunda vida, y en ella soy Pan. También conocida como la nieta de Goku. Alabado sea Dragon Ball.
En mi tercera vida he sido miembro de las Totally Spies, espiar en las comidas familiares con una libreta y unos prismáticos me hicieron profesional.

Un día dejé atrás mis empeños en ser Astronauta, Espía, Veterinaria, Astrónoma, Científica, .. Después de ver Los Thornberrys, supe qué estilo de vida quería llevar de mayor.

Respecto a los clásicos.. Querido Disney,
Los siete enanitos se merecen vacaciones indefinidas, por toda la explotación que lastran;
las Madrastras no son brujas pirujas.. estaban con la menopausia, así que con un ibuprofeno bastaba.. no desvaríes con Colorín Colorado; 
a Pulgarcito un danonino petit-suisse; y a los príncipes azules pintémoslos de morado y menos vivir del cuento.

Eso sí, que el brindis sea con un buen tazón de cereales Chocapic.
Saludos desde los Mundos de Yupi. 
http://www.youtube.com/watch?v=24SyZ6Ikoz8






lunes, 29 de octubre de 2012

Esquiva ventiscas


Nací Equinoccio.
Por contrato perenne estoy en deuda,
con mi cabeza. No me falla.
Y si algún día lo hace, la callaré con fanta.
Para sus rayadas puñaladas, agonizadas:
Cerveza. Alegre compañera.
Me pita el oído. Sucias palabras? 
Sinceramente, me resbalan.
Incomprendida a ratos,
Cual burro imperecedero
anclado, a cerdos soñadores.
Cual rana cansada de esperar
putrefacta, para criar pelo.
Me sigues? Apoyo de metatarso,
para que no me hagas daño.
Si me pillas, no caeré rendida,
Tengo una fachada, que me aguanta.
Pero no soy de piedra, y es raro
no verme estampando sonrisas.
Hazte paso, pero cuidado,
que no quiero más ventiscas. 



viernes, 26 de octubre de 2012

Entre los últimos rayos.



Todos nos sentimos diferentes y, exceptuando algún que otro pesimista, 
por lo general nos gusta.
Es nuestra esencia. Son los hechos, tan significantes para nosotros,
 los que nos distinguen del resto.
Y necesitamos sentirnos así, pues antes de esperar que te admiren debes aprender a valorarte a ti mismo. 

Rondaba los seis meses.
Me han repetido demasiadas veces lo raro que llega a ser,
Rara.
y demasiadas veces me he sentido muy afortunada.

Estaba atardeciendo quizás;
soplaba el viento, lo sé.
Mi hamaca me arropaba,
nadie me observaba.
Sonreía, tal vez,
Respiraba, nada más.

Mis ojos como platos
para entender algo,
Asimilando así el entorno.
Unos brazos forjaron
mi diminuta silueta
entre los últimos rayos.

Había una cuesta que jugaba a perderse,
como el horizonte, que bajaba en picado. 
Tres sombras, que contemplaban,
a la espera de ser consumidas por la noche.
Me sostuvieron la mano, y me abrazaron.

Y nunca la soltaron. 
Los años pasan y a pesar de su ausencia,
laten en mí.







miércoles, 24 de octubre de 2012

Las esquinas te delatan.



Rompí todas las páginas, 
para que no existiera posibilidad 
de quedarme estancada en ellas.
Me obligué a olvidar el camino de regreso, 
por si mis piernas me fallaban.
Aprendí a sonreír el miedo,
por si las esquinas te delataban.
Te callé con un beso,
y te escupí tus pesados celos.
Pasa página, dicen.
Lo hice.
Es este puto pañuelo de Ciudad,
el que se empeña en encontrarte.
Y es esta puta manía de olvidar
que las cicatrices aun escuecen. 

Que alguien me saque de aquí.



lunes, 22 de octubre de 2012

Sal y agua que te infectas.



Una mañana te despiertas, amortizando el colchón.
Si piensas, has desperdiciado la tarde,
si te evades.. él viene a encontrarte. 

El sin nombre, caras refleja. 
No da a basto entre tanto pasto, piensas,
cuál será su próximo zulo? Te ríes de su culo.
Ahuyenta, no vale ni dos mierdas.

Hay muelles que te asfixian con espirales, 
otros esperan barcos, ahogados, en un triste charco.
Qué chasco.
¿No aguantas la presión? 

Vuela, ciruela. Viruela, te perdiste.
Los pájaros enloquecen, sus huellas picoteas,
ahora que puedes sal. Sal y agua que te infectas.

Brújulas que se buscan, mapas no señalan,
vagabundeas perdida como agujas en pajares.
Sin ubicación ni orientación, te disuelves,
llama a Soledad, igual ella te comprende.

¿Qué parlas? Te recuerda.
No obvias. Tampoco importa.


Solucionada la evasión, carcajadas de almohada,
ya va siendo hora de que subas la persiana.
Las sábanas te arrastran, tu pijama de madrugada.


viernes, 12 de octubre de 2012

Reencuentros de Nuggets.




Con el nivel de Felicidad que anoche lastraba mi cuerpo, hoy olvido. No por Felicidad, será que no estuve atenta a mi entorno. 
¿Pero sabes qué?
Lo que no olvidaré será el reencuentro. Demasiadas semanas acostumbrándome a ser rutina sin ti. 
No sé a que hora, pero allí estabas, y estaba. Abrazando cada segundo, por si de repente desaparecías.
Riéndome a carcajadas del tiempo, culpable de la interminable espera.
Busquen por mi querida y eterna sonrisa, o por mi mejor amiga. 




miércoles, 10 de octubre de 2012

Croqueta aleatoria




Vamos a escribirnos, recíprocamente, píllame si puedes..

A veces me cuesta encontrarme, otras, me encuentro sin buscarme. 
Despierta sueño, con sueño.
Café mañanero, inyectado en vena, estimula mis sonrisas.
Sueño que me despiertan, sin sueño. 
Soy sonámbula. Ahí queda.
Evito el hueco frío a mi espalda.
Amanezco aleatoriamente.
Almohadas aleatorias.
Sueño aleatorio.
Alea.
.
Salí.

Grapemos sonrisas que disimulen los martillazos de cabeza,
y si me pillan, 
... croqueta.

A la mañana quedan más anécdotas que recuerdos,
y si aun recuerdo.. me pierdo.

._.






domingo, 30 de septiembre de 2012

El corazón, a la izquierda.




Perdí el Norte entre sus carismáticas palabras
y me hallé al Este,
intentando descifrar laberintos de rompecabezas.
Me perdí.
Pregunten al Oeste, pues allí me encontré.

martes, 25 de septiembre de 2012

400.



Colgar después de una hora y media y soltar una sonrisa,
porque estás aquí ...desde allí.
Porque de esta época de constante cambio eres consuelo,
cada día.
Y es que gracias a ti nunca olvidaré quien fui, ni quien soy,
y mañana seguiré recordando.
Conozco bien la distancia pero nunca la imaginé en ti,
mi querida y eterna sonrisa.


martes, 18 de septiembre de 2012

Pasividad pesada



Eh tú. Sí. Hoy es uno de esos días. En los que la pasividad me retiene aquí anclada, sin ningún objetivo productivo. Ya se acaba el verano. Qué bien; qué mal.
Nos quejamos de la rutina diariamente, y cuando se va la echamos de menos. Somos humanos y tenemos que rayarnos por derecho innato. Está claro.
Muy buen verano, por cierto.
El caso, hoy es uno de esos días, esos puercos días, en los que  sin motivo coherente alguno, me rayo. ¿Remedio? Un parque, y alguna charla. Claro que esta noche Nadie no puede salir, y mira que Nadie es gente. Total, que decir "¿a quién le importan mis desvaríos?" equivale a un "¿Alguien me saca de aquí? Gracias".
Es Lunes. ¿Y qué? A lo mejor tú tampoco le gustas a los Lunes. Es Martes, tal vez. Ya perdí el día a mediados de Junio.

lunes, 17 de septiembre de 2012

De quince esperas.


Ahogué mi pena en el pozo de la soledad
para no dejarle escapatoria.
Ninguna vía libre para atormentar.

Este bolígrafo hace de compañía, 
más ya ha caído presa de tres muelas del juicio.
Aunque sin él lo devoran.


"No me juzgues", tarde.
Deberías haberlo pensado antes,
ahora persistes en mi cabeza.


Es pesado el cuerpo sonámbulo,
pero más lo es una sonámbula insomne,
que a ciegas aviva cada instante.

No fue larga la espera.
De quince en quince minutos
me abobabas, eso ayudaba.
  
Hace días me robaron, 
fui a denunciarlo y pronto me largaron.
Ningún departamento trata delirio emocional.



sábado, 15 de septiembre de 2012

Ni la más implacable borrasca


Aquí las fronteras son utópicas, y lo único que no es ilusorio somos nosotras. Porque da igual cuánto pase, qué pase y cómo pase; siempre me encontrarás, y siempre te he encontrado.
No nos hemos reconciliado,
porque nunca nos hemos peleado.
Estuviste para brindarme tu apoyo,
y vuelves a estar ahora.
En realidad nunca te fuiste,
y nunca me olvidé de ti;
en realidad nunca me fui,
y nunca te olvidaste de mí.
El pasado, pasado está. Me quedo con el presente.
Y el futuro, con fuerza y buena cara, recibido será.


jueves, 6 de septiembre de 2012

Carátulas turquesa.



¿Qué táctica maquina la gran pantalla para sumirnos en nuestra butaca; captando más de un minuto de nuestro silencio; para drogarnos de innumerables emociones?
Allí me encontré, sin sillín rojo que me aupara; minúscula entre multitud de ecos. Olvidé inspirar, para así prestar plena atención.
Entre pasajeras miradas,
que con intriga observaba.
Me llenaba cada instante,
aquél donde te encontraba.
Y pronto lo sentí necesidad.
Envidié al humo que besabas, y moldeabas,
y como si de una buena actriz me tratase
disimulé mi torpe nerviosismo.
Fue en ese instante, donde me percaté de la situación, el que deshizo los decorados y me devolvió la respiración. El mismo instante que me recuerda lo anterior, y que de nuevo me ahoga. Es al que inevitablemente llevo mareando desde entonces; alivio para el olvido, que no es consuelo, pues para nada es vacío.

Analizadora de miradas, 
que como carátulas se camuflan.

Éstas me reflejaban diferente,
situándome en el abismo.
La coherencia me arrancó.


lunes, 27 de agosto de 2012

Sin mirar atrás.

Borré su presencia, no hace mucho. Fue tan sencillo... bastó con un simple click en "eliminar carpeta".
Ya no puedo echar de menos sus recuerdos, no están aquí para reproducirlos.
Y entre el resto, que llevo dentro, se encuentran más malos que buenos. Anécdotas de las que una se entera desde fuera. Hay que ver.
Amigos, gracias, y tranquilos: no se volverá a repetir, que en ese año y poco os involucró sin vosotros quererlo.
Una nueva etapa en mí comenzó hace unos meses. No la quería, pero ahora aceptada queda. Y por lo que lleva, no pinta nada mal.

Comienzo.

Ya no le pienso. Ni le confieso desde aquí.
Ya no aguardo respuestas. Ni siquiera estoy atenta.
No le necesito. Me ha convencido.

lunes, 23 de julio de 2012

Dos extraños conocidos.



Me encontraron en Perdida,
entre ciegas miradas, y vacías;
ya los besos huecos se volvieron,
carentes de sentimiento,
divierten, más sólo el momento.


Labios traicioneros: os pillé,
entre tarareos de canciones
que, viejas, hicimos de dos.


¿Y aquellos, dulces,
que tanto me llamaron?
Con silencio se manifiestan;
el viento borró su rastro.


Aun recuerdo las lágrimas,
entre despedidas de estación,
ahogando las mías.
Esos sí eran besos, los siento.


Para qué grabas, repetías.
Eran consuelo de ausencias,
y ahí siguen, ajenos al tiempo,
el frívolo, burlado, se lamenta.


Noche despierta,
cántame una nana,
aunque ya no esté él
para echarme una manta.


Dime qué somos, 
si no es dos extraños conocidos.



sábado, 21 de julio de 2012

Hoy, un bol de fideos chinos.



Hoy me declaro en huelga,
mas bien me han condenado a ella.
No sé en que momento,
pero he perdido palabras.



Hoy, pero solamente hoy,
he burlado al tiempo.
No soporta que sea yo
la que mate sus horas.


Hoy quería ver las estrellas,
pero han decidido esconderse,
Me falta un parque, una toalla,
y un bol de fideos chinos,
para evocarlas.


Hoy siento que falta algo,
pero luego recuerdo,
sin reprochárselo,
y cambio de parecer.


Hoy, sus recuerdos,
siguen en aquella caja
que algún día intenté esconder
en el fondo de mi armario.


No es vacío, pienso.
Es tiempo.














viernes, 13 de julio de 2012

Flores antisistema.




Son dieciocho
las flores que arrastro,
-las primeras ingenuas,
crecían felices-
cada primavera una más,
a la cual más indignada.
Sienten impotencia,
no saben cómo actuar
ante tanta violencia;
hasta el aire me pesa.
Atentas a la pantalla:
escaparate mundial que,
tan solo recuerda
a duras penas,
lo que les interesa.
¿Mundo conectado?
A ratos.
Inhalan este somnífero aire,
emitido por juglares
que sabiondos recrean
la bipartidaria lucha.
Hartas de fantoches;
de falsos reproches.
Flores antisistema
se manifiestan,
con un paraguas
bajo la tormenta.






jueves, 12 de julio de 2012

Evasión en tiempo








Hace días que sueño,
por lo menos aun recuerdo;
estrechando un mar de nubes
si sólidas me acunaban.
Alcancé sus destellos,
mientras desprevenidos
se filtraban en el azul intenso..
absorbí el viento, y su eco.
Musité alusiones,
ahogándome en un pozo
al emanar el lance
del furtivo manifiesto.
Pronto dejé a un lado
el daño hecho:
fue la libre circunstancia 
la que jugó al cautive.
(Lee sin atender,
escribo entendiendo)
Absorta tenía al abismo
como mero espectador y,
sin más riesgo que el recuerdo,
se encaró el deseo.
No hay senderos fijos: 
es el azar, que juega al despiste;
el mio esquiva contratos caducados,
compromisos deficientes.
Tan solo dejó de buscar, 
se cansó de querer encontrar,
y ahora me sonríe, con vida.




miércoles, 27 de junio de 2012

Inmito pequeño.


Aprovecho este instante, porque así lo siento, para dirigirme a ti, Inmito de mis amores.
Nunca me había propuesto antes escribir algo para ti, no porque no lo sienta, sino porque en el intento de hacerlo habría explotado.. son tantos los motivos que me llevan a hacerlo que no puedo expresarlos; es imposible, pero ahora intentaré hacer de este tablón en blanco algo parecido a un escrito para alguien que supone tanto para mí.
Es incontable la cantidad de veces que he podido nombrarte, gritar tu nombre, o pensar: se lo tengo que contar a Inma.
Incluso a veces pienso que tienes un pinganillo que te dice qué pienso en cada instante, porque no es raro que terminemos siempre hablando a la vez, y es que eres la única persona que con mirarme puede saber: el tema de mis risas; si me pasa algo, y hasta el nivel de preocupación que conlleva; si miento; si quiero un cono de chocolate y de chocolate de la flor de levante, un mccflurry o un bk-fusion; si me apetece ir a un sitio o a otro; si lo que pienso es "hoy hace día de fotos"; e infinitas cosas más que como he dicho antes no soy capaz de expresar. Y.. ¿cómo sé que lo sabes? Porque es mirarte y me respondes preguntándome con aquello que se me está pasando por la cabeza.
Muchas veces me han dicho: Inma y tú sois iguales, hasta tenéis la misma risa. Es cierto, tanto tiempo juntas que se me terminó pegando, o a ti, o tal vez la creamos las dos. Y es que han sido interminables horas de cháchara, tiradas en la calle, en un sofá, por teléfono/móvil, por tuentichat, por sms, por webcam, por.. abreviando: por todo medio de comunicación existente.
Desde que nos conocimos en 1º de ESO hemos pasado tanto, querido... me acuerdo que la primera afición que tuvimos en común fue la de hig.... esa, para qué dar detalles .. la cosa es, que desde ese momento en el que nuestras risas se cruzaron, hasta este mismo instante hemos cambiado muchísimo.. y como algún día nos dijeron: las personas evolucionan, unas toman un camino, y otras, otros. Producto del azar tal vez, pero lo mejor que me ha podido pasar es haber "evolucionado" (digimon total) contigo, porque no ha existido día en el que no me haya acordado de ti, porque has estado en todo momento dispuesta a animarme cuando lo necesitaba, sin yo pedírtelo: simplemente usabas tu don para saber qué me pasaba.. gracias por esforzarte para animarme cuando paso por baches de entrenamientos.. consigues que mis llantos se conviertan en risas y acabas convenciéndome de que puedo levantarme.
Me tiraría horas agradeciéndote tropecientas cosas, pero aun no hemos hablado voz a voz desde que nos hemos enterado de que hemos aprobado selectividad y aquí te tengo abierta en una pestañita del chat esperando a que termine de escribir esto para llamarnos...

¿QUÉ TE DIJE? Que no te rayaras, que lo ibas a conseguir, ¿cómo no ibas a acabar consiguiendo la nota para irte a Madrid?!?! ¿Estamos locos? Tú podías con todo y lo has logrado. Me alegro muchísimo pequeño, de corazón.
Sin embargo, ahora viene la parte triste que he querido evitar estos meses: ¿qué hago yo por aquí sin ti? Ya me has repetido mil veces que estoy invitada a Madrid siempre, que hablaremos por skype mínimo una tarde ENTERA a la semana y que vendrás muchísimos fines de semana. Lo sé, y así será... Pero aviso... si antes pensaba cada dos por tres "esto se lo tengo que contar a Inma" y cuando te lo contaba nunca terminábamos de hablar porque se junta una cosa con otra... verás tú ahora.

No me me gustan las despedidas, y si es contigo aun menos, así que vete haciendo a la idea de que las nuestras no existen. Ni existirán... porque simplemente no pueé hé.
Y como dicen por ahí: tienes la mirada más bonita que se haya visto. Es la que me llena cada día y hace que me sienta afortunada de haber encontrado a la amiga de la que hablaban las leyendas: la mejor de las mejores amigas, la que encaja a la perfección :)

Y ya sé que no hace falta que te diga que te quiero porque creo que se sobreentiende, pero.. te quiero inmito.



martes, 26 de junio de 2012

Frase caduca


Todo podría estar bien; podría seguir bien, y lo sabes.

Él insistía; ¿por qué continuarla?
Tuvimos tiempo, suficiente, para hacer rutina la novedad;
para fugarnos con la evasión, y perdernos;
para fantasear con el sueño, y el deseo;
para burlarnos de la noche, y agotar amaneceres;
para fundirnos en un beso, y condensar en uno solo.

Aquella rutina primitiva pronto nos abandonó, y debilitó.
La inseguridad se hizo cómplice del paso del tiempo,
y juntos nos dominaron.
De repente, te fugaste; me ignoraste.
“podría, podría, y lo sabes”: ahora tú lo olvidaste.
Condicional, ¿a cambio de…?

… podría, podría, y lo sé, y así perpetuamente.

No quiero hacer de la vida condición;
te pienso, te sueño, te quiero;
pensaste remedios, demasiado tarde.

Desde entonces,
sigue el tiempo luchando por consumirlos:
brindándome otros nuevos, aferrándome al horizonte.

martes, 5 de junio de 2012

Monólogo carente de lógica



Aquel te llevó a mi, entraste sin llamar,
y pronto te limitaste a juzgar.
¿No merecía un poquito de intimidad?
No era el momento, tampoco el lugar.
Cuando acabaste tu feroz monólogo,
tan solo cerraste sin preguntar.
Algún día lo hiciste hábito,
y ahí fue cuando olvidaste dialogar.

No puedes reprocharme nada;
aquel grito fue la calma del suplicio
que, recreado por mera impotencia,
desde aquella me atosigaba.
Además, fue la crítica a tu cusión
pues el dis arriba lo perdió.

Que conste, no fui grosera;
el saco oscuro de palabras pensadas,
de repente, explotó.
Producto de tu descaro:
el de no autorizarme a argumentar.



martes, 29 de mayo de 2012

La Gran Guerra de los Tiempos: la de valores.

El ser humano ha ido evolucionando. Ésto es lo que año tras año nos han ido contando en clases de historia, ¿te acuerdas? ¿O quizás preferías echarte una siesta? 
Un día la Avaricia, aprovechándose de la Ingenuidad, decidió ponerle valor a lo material, como si a un niño le dices que una piedra es muy valiosa y haces que te pague por ella. Creó un sistema; el sistema.
Se levantaron fronteras, muchas de ellas quedaron cerradas: opresión; se establecieron banderas: patriotismo, se crearon clases: desigualdad. El sistema se declaró en guerra contra la Libertad y la Igualdad, y éstas recibieron el apoyo de la Solidaridad y la Responsabilidad. Sin embargo, al bando capitalista se unió la Irresponsabilidad y la Arrogancia; ¿y la Ingenuidad? ¡Pobrecita, cómo se aprovechan de ella! 
Es la guerra, y engloba al resto; de ella han nacido otros, como el Odio, la Felicidad fugaz, el Perjuicio, la Lealtad, la Voluntad, la Envidia, la Indiferencia... la Ignorancia, la Reivindicación. Y de ellas, la esclavitud, la xenofobia, el racismo,... la hostilidad, la protesta.
Más tarde, la Ingenuidad se hizo amiga de la Ignorancia, y juntas paseaban ajenas a cuanto sucedía. Recibían constantemente la orden de Reivindicación por el bando liberal, pero el capitalismo actuaba rápido: "ellas no pueden reivindicarse, las clases son la base" y pronto les mandaba a la Alegría.
El mundo no discurre en la línea de la vida, ni siquiera es paralelo a ella. El poder ha ido bombardeando una alegría cargada de sutileza capitalista, y ésta ha ido creciendo en décadas hasta hacerse indestructible. ¿Y aquel bando liberal? Está de fondo, gritando libertad e igualdad, exigiendo un comunismo, pero es tal el poder de las clases que pronto las obvian tomándolas por locas.
La Avaricía, siempre dando guerra.